Mi rara experiencia en Cuba.

Mi rara experiencia en Cuba. 

Mi  madre siempre tuvo el sueño de conocer Cuba,  así que un día sin más, se nos fue a ese viaje que tanto anhelaba …

Fueron 10 días los que pasó Alicia por aquel país, se hospedó en Alamar con Hilda una vieja amiga de mi madre.  Visitó en una playa maravillosa llamada Guanabo (a unos 30 min de la Habana) allí conoció a una señora que andaba con su hijo , intercambiaron teléfonos y se juraron reencontrarse algún día.

La cubana una vez que llegó mi madre a México no dejo de ponerse en contacto e insistir en que regresara pero ahora con su hija y nieto.

Jueves 17, Abril

Y así fue como visité Cuba, en la insistencia de mi madre y de la señora que conoció en la playa., llegué al aeropuerto José Martí un poco cansada del vuelo, de esperar 40 minutos a que a Interjet se le ocurriera aventar las maletas a la banda y para terminar ¡MIGRACIÓN! No saben lo tardado que es eso, pero todo empezó a componerse al ver a esos cubanitos tan guapos <3.

La cubana y su hijo nos esperaban en la parte de afuera (no los dejan entrar al aeropuerto)  la señora me pareció un poco malhumorada,  en fin,  tomamos una Máquina (taxi) carísimo que nos cobró casi 400 pesos mexicanos y nos dejó en el destino: San Miguel el padrón (jamás olvidaré el nombre).

San Miguel es un barrio pobre y un poco lejos de la Habana, pero vaya,  la casa en la que estuvimos no estaba mal, nos recibieron contentísimos, comimos arroz y fríjoles, carne de cerdo cocinada en una tipo olla express y ¡SIN CHILE!  y una ensalada con la que TODOS los cubanos acompañan sus comidas , que consiste en Jitomate y Col .

En la primer noche y lo primero que visité fue una Fortaleza ubicada en la Habana,  cada noche en punto de las 9:00 pm hay un espectáculo donde lanzan un cañón , es una visita que hay que hacer de ley , aunque a mi no me gustó.

Regresamos a San Miguel, nos dieron café muy muy rico platica amena y llegó la hora de dormir…

Viernes 18 Abril

Me despertó una pesadilla, creo que ha sido la peor en mi vida, volteo a ver a mi hijo y estaba despierto, veo a Alicia  y despierta, abracé a mi hijo y solo así se quedó dormido, le dije a mi madre lo que había soñado y ella me comenta: “Ana, no te quería decir porque eres bien pinche miedosa pero cada que intento dormir me mueven la cama”. Sentí que el  pánico y miedo  me invadían no quería moverme, solo abrazaba fuerte a mi hijo.

Veo mi reloj y eran las 3:33 Am  y como ya saben que en las películas es la hora del diablo, le dije a mi mamá “Oye ¿ya viste la hora? es la hora con más actividad paranormal “y me dijo: “Ay cállate no mames” (seguro también lo sabía pero se hacía la fuerte).   Ya no pudimos dormir así que nos quedamos platicando hasta las 7 de la mañana, ahí supo todo lo malo que he hecho en la vida , y es que ya no sabía que más contarle.

Todavía no me lo perdona.

Como ya no dormimos, nos levantamos de cama a las 7:00 am y a bañarnos para ir a conocer La Habana Vieja, desayunamos café y pan, las tiendas estaban muy lejos, era solo lo que podíamos comer, no había más nada.

Tomamos 2 Guaguas y una máquina para llegar a nuestro destino, recorrimos la calle Obispo (una de las más concurrida por turistas)  fui a los lugares Famosos como “El Floridita” lugar que  Ernest Hemingway visitaba frecuentemente y que alguna vez dijo: “Mi mojito en La Bodeguita, mi daiquirí en El Floridita”,  Inclusive hay una estatua de él en ese bar

Visité también “La bodeguita del Medio”  donde no desaproveché la oportunidad de tomarme un mojito (después de la noche tan fea, mi cuerpo me pedía alcohol)  y un par de cervezas “Cristal” que son riquísimas.

Después de la terrible noche quería ir a confesar todos mis pecados a la Catedral de la Virgen María, que se encuentra en el corazón de la Habana Vieja.  Pero al parecer el demonio me andaba rondando, porque estaba cerrado… de hecho el tiempo que duré en la habana y quise ir a limpiar mi alma siempre permaneció cerrado .

¡Qué hermosa es la Habana!  Las calles, la gente.  Eso sí,  es carísimo;  es más les confieso que hasta ahorita no se usar el CUC que vale alrededor de 24 pesos o ¿nos habrán visto la cara?.

Las cubanas ¡wow! que cuerpos y ni que decir de los hombres, William Levy está re feo a lado de los que conocí,  lo único malo es que se visten como Wisin y Yandel

Llego la hora de regresar a San miguel, nos recibieron con arroz y fríjoles (que tenían menos color que el día anterior), carne de cerdo cocinada (sin chile  ) y la ensalada de Jitomate y Col

Llegó la hora de dormir, y para la cena, pan y café nuevamente, era eso o arroz, frijoles, cerdo y ensalada.

Otra larga noche esperaba, pero ahora no tuve pesadilla simplemente no dormí y justamente a la hora de las películas 3:30 Am. Se escuchaba como si una manada de personas corriera por la calle y les juro que al asomarme ¡NO HABÍA NADIE! Y a mi madre le seguían moviendo la cama.

Ahora dejé que mi mamá me contara sus cosas ¡Todavía no la perdono!

Comentamos  que debíamos salir de ahí inmediatamente, no podíamos seguir sin dormir y comer así, ahí me di cuenta cuanto extrañaba mi cama, los tacos, el chile, la fruta, el huevo, el jamón, la salchicha, las tortillas.


Sábado 19 Abril

Además de que las personas de la casa donde nos hospedamos, querían viajar siempre en taxi que como ya les comentaba es carísimo, el niño todo quería que le compráramos y al principio lo entiendes por la “situación en la que viven” y bueno, en la colonia en la que nos quedamos había mucha pobreza, obviamente  el corazón se te hace de pollo,  después te das cuenta de las negras intenciones y la insistencia de esas personas por “invitarnos a su casa”.

Salimos huyendo a Guanabo, me quede en la playa a disfrutar el desfile de los caballeros e impresionarme del cuerpo de las mujeres.

1 año atrás mi mamá había rentado una casa ahí, así que decidió ir a ver si estaba disponible, lamentablemente estaba en remodelación y la enviaron a otra, allí conoció a Miriam y a su esposo  Mario, unas personas maravillosas, nos rentaron una hermosa habitación y es que, a eso se dedican a rentar las habitaciones de su casa,  hay muchos extranjeros siempre ahí.

Regresó Alicia a la playa a darme las buenas nuevas, ya teníamos un lugar donde quedarnos, así que, aprovechamos el delicioso sol y mar y regresamos por la tarde tranquilamente a la habitación que rentamos.

Platicamos a Miriam y Mario lo que nos había sucedido y entonces entendimos que San Miguel del Padrón es un lugar donde la mayoría de la gente es Santera y como hay mucho haitiano, practican también el Vudú, creemos que como somos “blancas palomitas”, fuimos presa fácil de toda la mala vibra que hay alrededor y por eso las noches tan feas que pasamos.  De ahí también salen las Jineteras (prostitutas), los ladrones…. Vaya,  es como un Tepito pero a la Cubana.
Nos dieron de cenar arroz y fríjoles, carne de cerdo ¡CON CHILE! Gracias a que algún mexicano se hospedó allí les dejó chile de árbol y  no podía faltar la ensalada de jitomate y col.

Nos sugirieron que regresáramos ese mismo día por las maletas y así fue, lamentablemente estaban abiertas (no esperaban nuestra llegada) y se clavaron un reloj y algunas cositas materiales.

Pero lo mejor es que otra noche ya no pasaríamos ahí.

Mis 2 últimos días conocí gente maravillosa, tanto cubanos como extranjeros, me puse una peda maravillosa con ron “Planchao”  y a pesar de que al principio la pasamos bastante mal, todo mejoró, no toda la gente es mala, hay gente increíble y maravillosa .

Aún me esperaba una aventura, al salir de aquel país ., me detuvo migración pensé “Ya valió madre” y es que no declaré algo que se quedaba en el país (mi hijo) cuando me metieron a un cuartito y 3 cubanos alrededor mío me sentí como la serie “Preso en el Extranjero” pero vaya, no paso a mayores y pude tomar justito mi vuelo , no sin antes platicarles que cuando me soltó migración mi meta era llegar al área de comida y pedir una hamburguesa con triple carne , doble pan , pero cuando estaba formada había unos pinches mexicanos que se tardaron casi 10 min en pedir de comer y también en contar sus moneditas ….

quiero decir que solo es mi experiencia, me faltaron muchas cosas por contar bastante buenas, y recomiendo que ¡VISITEN CUBA! es un país maravilloso .

¡Visiten Guanabo!

Si tienen la oportunidad de ir, hospédense acá :

Casa para renta /House for rent/ Casa in Affitto

“Miriam y Mario”

Tel . 005352424554

Pd. Jamás volveré a comer Arroz con frijoles, col, Jitomate y carne.

Anuncios
Mi rara experiencia en Cuba.

4 comentarios en “Mi rara experiencia en Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s